Primeros auxilios para heridas

Primeros auxilios para heridas

Hay muchas cosas que nos pueden causar inminentemente una herida que no estemos esperando, por ejemplo una caída que obviamente nadie está esperando y se puede dar en cualquier lado por una superficie resbalosa o por un objeto en el camino que no vimos; si no es una caída puede ser hasta un corte de algún mueble que tiene un defecto y que no tenías idea del mismo.

Sea como sea que ocurra, una herida no es algo de tomar a poco, porque puede tener consecuencias graves si no se trata con la precaución posible y en el instante en que ocurre; las consecuencias pueden ir desde una mala cicatrización que te dejará una marca de por vida, hasta infecciones que si son demasiado fuertes, pueden ir avanzando hasta peores consecuencias.

Vamos a enseñarte que debes hacer en tales casos, para que las cosas no pasen a más y el problema sea resuelto rápidamente.

¿Qué hacer?

Para el procedimiento a seguir, debes contar con cosas mínimas pero importantes, para tu protección y la del paciente también, todas las puedes comprar en farmacia online sin salir de tu casa si no tienes tiempo, lo importante es que las tengas disponibles para emergencias. En el caso, básicamente necesitas gasas, esparadrapo y jabón antiséptico.

Lo primero que se debe de hacer cuando alguien tiene una herida, es proteger de cualquier infección y esto solo se puede hacer lavando tus manos antes de todo, para evitar que suciedad entre a la herida que vas a manipular; luego lo más importante es detener la hemorragia, lo debes hacer con algo limpio totalmente, con una gasa o un pañuelo limpio, pero nunca con algodón, porque deja fragmentos en las heridas.

Solo debes presionar directamente sobre la herida, así se paran las hemorragias; luego limpia la herida, eso va a ayudar a desinfectar también; con agua fresca, limpia y a chorro, no con temor. Cuando lo hayas hecho, entonces debes de secar la piel cercana a la herida y con la herida directamente lo que debes hacer es limpiarla.

Las heridas siempre se deben limpiar desde adentro hacia afuera, para sacar cualquier impureza o fragmento de cualquier cosa y lo debes hacer con movimientos circulares constantes, recordando también que no sea con algodón, sino que gasas.

Ahora solo falta asegurar la herida, taparla, para que no coja ninguna infección y empiece a cicatrizar; lo debes hacer igual que la limpieza, con gasas, nunca con alcohol y debes dejarlas bien aseguradas con esparadrapo, para que no haya una nueva hemorragia. Es lo mejor que puedes hacer para que la herida sane y si es grande igual, es lo ideal para llegar al centro asistencial pronto y seguro.

Ahora que has visto cómo se ayuda a alguien en caso de heridas, ya no tienes la libertad de ver a alguien en problemas sin ayudarlo, recuerda que lo que se siembra se cosecha, ayuda a quien puedas para que un día la vida te lo regrese de la manera que sea.