Mejora tu productividad laboral

Mejora tu productividad laboralMuchas personas a lo largo y ancho de nuestro planeta se están quejando de que las cosas no les salen como desean, porque nunca les termina de quedar tiempo suficiente para hacer lo que desean en el trabajo; muchos llevamos años en una misma empresa y en un mismo puesto, sin haber mejorado o ascendido a un puesto más importante y claro, mejor remunerado y es hora de preguntar por qué.

A veces se suele pensar que es cuestión de amistades, de tener contactos en las gerencias o de ser un poco allegado a las personas que mandan en la empresa, pero en realidad no se trata de ello; antes eso podía ocurrir, pero con la actual situación económica, solo se ubica en puestos importantes a personas que pueden desempeñarlos bien y que van a hacer que las cosas caminen correctamente.

Entonces, cuando hay un ascenso, definitivamente no se busca al que llega tarde al trabajo para dárselo, tampoco al que se le encomienda una meta diaria de actividades y nunca las termina, sino que deja un poco para el día siguiente; no se busca a la persona que siempre se va a la hora exacta aunque tenga algo qué hacer ni tampoco al que no se ofrece para hacer trabajo extra aún cuando es remunerado.

Se busca a la persona más productiva para darle un nuevo puesto y si deseas ser productivo debes aprender algo imprescindible, que es administrar correctamente tu tiempo; tanto nosotros leyendo esto, como los grandes magnates industriales, tienen 24 horas diarias para lograr producir, pero la diferencia es como se administran las mismas.

Ahorra acciones, no tiempo

Si recibes una capacitación six sigma te darás cuenta de cada parte del proceso diario que estás haciendo mal, de cómo mejorarlo y en cada caso en el que te encuentres revisando vas a darte cuenta de que mucho tiene que ver con el tiempo que se invierte en las tareas.

Hay muchas tareas a las que les dedicamos tiempo demás, cosas que pueden hacerse fácilmente o con menos personal del que se les adjudica, por consiguiente, estamos desperdiciando recurso también; muchas veces solo el hecho de hablar de más te hace perder algo de tiempo e incluso hay cuestiones que son meramente de concentración.

Si mientras haces una tarea estás pensando en otra cosa, entonces te toparás en algún momento con que la terminaste mucho después de lo que tú mismo planificaste, todo porque tu mente no estaba enfocada al 100% en lo que hacías y por ello no salen las cosas como se busca.

Enfoca tu mente en dos cosas, en administrar bien tu tiempo y a la vez en concentrarte en tus tareas específicas hasta acabarlas y verás entonces que los resultados se dejarán ver por si mismos; vas a ser mucho más productivo y por supuesto, un candidato a avanzar dentro de la empresa para seguir aportando tu esfuerzo y dedicación en otras áreas de la misma.

Solo se trata de dar la milla extra.