¿Qué hacer en caso de lesión muscular?

lesion muscular

Es común que al correr o realizar alguna otra actividad física deportiva, se cometan algunos errores que terminen por ser causal de lesiones musculares, por lo que se recomienda que se tomen precauciones para evitarse, pero suponiendo que ya te encuentres en esta situación, o por si en algún momento, pese a tomar dichas precauciones, sucede que te lastimas, te contaré cuales son los pasos o recomendaciones a seguir en los momentos siguientes a una lesión muscular.

De inicio, debes inmediatamente de dejar de ejercitarte, correr o cualquiera que sea la actividad física que estás realizando, ya que si estás lesionado, el continuar haciendo eso que te causó la lesión en un principio, hará que esta se agrave o que incluso te lesiones de alguna otra parte, causando un cuadro de daño mucho mayor, y por lo tanto, el tiempo de recuperación será aún mayor.

En ese momento, debes de tratar de identificar qué tipo de lesión has sufrido, y si se trata de algún tipo de contracción muscular, es recomendable realizar estiramientos, si te encuentras acompañado, puedes pedir que te ayuden a realizarlos, ya que es mejor no hacer demasiados esfuerzos, de otra manera, puedes hacerlo tú solo a medida de tus posibilidades.

Si se trata de un desgarre muscular, lo mejor es mantener la zona afectada sin movimiento, no realizar ningún tipo de estiramiento ni esfuerzo con el musculo lastimado, ni el resto de los músculos de la zona que se lastimó.

Se recomienda aplicar hielo, o una bolsa de hielo en la zona lastimada, esto puede aliviar un poco el dolor y mantener en buen estado el área lastimada. Puede aplicarse alguna crema o ungüento para desinflamar la zona, en caso de que ya se haya inflamado, y reducir el dolor que una lesión como esta causa. De la misma forma, puede aplicarse vendaje después de la aplicación de dicho ungüento. Con esto se mantendrá segura la zona, e incluso fija, haciendo muy poco probable el que la lesión se agrave más. Para estos momentos se requerirá mantenerse calmado, ya que el estrés, aun siendo emocional, afecta a que la zona se relaje y baje de intensidad el dolor.

En ese momento, se debe acudir al médico, o a una clínica deportiva de preferencia. En estas podrás recibir atención inmediata y adecuada, ya que se requiere un análisis más a detalle sobre la lesión y la magnitud de esta para poder así determinar el tipo de recuperación que se requiere.

Ahí se te informará de los pasos a seguir para llevar a cabo la recuperación, que cosas hacer y cuáles no. Pero estas varían de acuerdo al tipo de lesión y la zona en la que se ha sufrido. Es importante seguir al pie de la letra las recomendaciones del médico, y realizar religiosamente las actividades de rehabilitación para la zona lastimada, puesto que de otra manera pudiera darse el caso que no se recupere del todo, no teniendo completamente funcional el área en donde se dio la lesión, y causando que esta sea más propensa a lesionarse continuamente.